Conclusiones Seminario

La actitud digital es un nuevo concepto digno de tomarse en cuenta. Hoy en día, la humanidad está llamada a tener una actitud digital positiva.

Lo deseemos o no, todos los días la mayor parte de las personas contribuimos a crear un retrato creciente de quiénes somos en línea,  un retrato que probablemente sea más público de lo que suponemos.

Nos vamos dando cuenta de que las redes sociales vinieron a nuestro mundo con el propósito de llevarnos a una gran conclusión sobre el mundo digital: las plataformas cambian, la actitud permanece.

Todos los días, lo queramos o no, la mayoría de nosotros contribuye a la elaboración de un retrato de lo que somos en línea; un retrato que es probablemente más público de lo que nosotros suponemos. Por lo tanto, no importa lo que tú hagas en línea, lo que importa es que sepas qué tipo de huella estás dejando, y cuáles pueden ser los posibles efectos.

Después de analizar lo que hemos aprendido en el Seminario, he llegado a la conclusión de que todos los conceptos estudiados guardan relación entre ellos, hay que ser cauteloso con la seguridad, tenemos que marcarnos una reputación digital, nuestra huella ha de ser  .Tenemos que tener en cuenta cada uno de ellos, para poder desarrollar una buena Identidad digital.

Estamos en plena ebullición de la era digital, y como he manifestado, está muy bien el tener acceso a tanta información y a ser partícipes de la misma con nuestra propia huella digital.

He aprendido nuevos conceptos que desconocía en general tres grandes bloques de los que puedo hablar a día de hoy que son:

  1. La tecnología digital en el siglo XXI
  2. La Netiqueta
  3. La identidad digital

Estamos en un entorno digital con unas nuevas formas de comunicación diferentes a otros contextos.

La comunicación que utilizamos en la red es la llamada Netiqueta, la adaptación de las normas de cortesía del mundo real al digital.

 

– En segundo lugar la imagen que mostramos en esta es la llamada Identidad digital, es decir, el rostro o la huella que dejamos de las acciones que realizamos. Acciones que nos caracterizan y acaban dando unos rasgos definitorios que nos identifican. Depende exclusivamente de nosotros.

 

En cambio la Reputación digital  depende de lo que otras personas comenten, digan o compartan con nosotros, que puede ser positivo o negativo a través de lo que nosotros mostramos en la red.

 

Como conclusión, me gustaría decirte que cuanto más transparente seas en las redes sociales y manteniendo tu imagen limpia, mejor, por ello trata de evitar subir  contenido que pueda dañarte o ser usado en tu contra,

 

Además me gustaría comentar que también, deberíamos aprender a desconectar, ya que hay estudios que  han encontrado relación entre el uso de «smartphones» y pérdida de empatía, menor intensidad de los vínculos entre amigos y un nivel más bajo de disfrute de la propia vida.

Hoy en día hay una, hiperconexión dominada por aplicaciones diseñadas para estimular y recompensar al cerebro mediante comentarios y «likes» y, por tanto, para reforzar esa conducta. El intercambio es compulsivo y se priman los formatos «que mejor cumplen el principio de economía del lenguaje, para postergar la gratificación al mínimo».

Imagen mejor que texto, y «gifs» -animaciones cortas- mejor que vídeo. Es una conversación casi simbólica y a flashazos que penaliza todo aquello que no hace inmediato el premio: conexiones lentas, tiempos de carga excesivos, textos largos, pausas y silencios.

Con todo ello quiero decir, no nos equivoquemos: cada vez que utilizamos la red, Internet está escuchando. Es importante comprender qué estamos dejando atrás cada vez que visitamos un sitio web.

Peligros del mal uso

Internet se ha convertido en una herramienta de intercomunicación entre seres humanos a cuyo uso prácticamente nadie puede, a estas alturas, sustraerse de ello

Hay quienes son reticentes a estar en redes sociales. Temen por su privacidad, pero no creo que debamos temer ni a Facebook, ni a Youtube ni a cualquier otra web 2.0  Lo peligroso no es el medio. El peligro está en la utilización que de él se haga, y de ello somos todos responsables. No hay nada que temer si realmente sabemos sacar rentabilidad a nuestra presencia, con una óptima gestión de nuestra marca personal.

Las redes sociales facilitan nuestra vida pero también la pueden dificultar creando un mundo virtual falso donde la personalidad puede ocultarse, falsearse o suplantarse.

Identidad digital, reputación online, ¿el derecho al olvido, si se quisiera ¿

Todos tenemos identidad digital está claro, peo no somos conscientes de la repercusión que puede tener en nuestra vida, aunque tratemos de evitarlo, de todos hay rastro en Internet.

La identidad en internet es algo esencial que, a menudo, vamos construyendo sin pensarlo mucho. Sin embargo, expresarla y construirla puede ser no sólo un proceso creativo y enriquecedor.

La identidad digital es tu carta de presentación que van a ver quienes te busquen en Internet, y estoy de acuerdo en que nuestra identidad es algo cambiante, no un estado.

Obtenemos información sobre nosotros que en algún momento hemos publicado. También podemos encontrar contenido que otros han colgado. Comentarios en un blog, imágenes, videos, menciones en una noticia, la publicación de una sanción en el BOE, los resultados de una oposición, un trabajo de la universidad…

Nosotros al exponernos en la red, exponemos lo que queremos pero en muchas ocasiones eso no es así, y lo más inquietante es que no somos conscientes de ello, de ahí lo importante de ser prudentes, precavidos e inteligentes con lo que hacemos con nuestra vida digital ya que no es otra cosa que un reflejo de nuestra vida real, por eso la experiencia es vital para ser cautos en lo que mostramos o lo que no mostramos.

Hay quienes son reticentes a estar en redes sociales. Temen por su privacidad, pero no creo que debamos temer ni a Facebook, ni a Youtube ni a cualquier otra web 2.0  Lo peligroso no es el medio. El peligro está en la utilización que de él se haga, y de ello somos todos responsables. No hay nada que temer si realmente sabemos sacar rentabilidad a nuestra presencia, con una óptima gestión de nuestra marca personal.

Las redes sociales facilitan nuestra vida pero también la pueden dificultar creando un mundo virtual falso donde la personalidad puede ocultarse, falsearse o suplantarse.

¿Somos conscientes de que nuestra propia vida real y nuestra vida virtual están expuestas? ¿Sabemos qué queremos exponer de nosotros para que sea compartido por el resto? ¿Tenemos una actitud poco protectora hacia el mundo digital en la red? ¿Es viable compaginar vida privada y vida digital sin perjuicio futuro?

 

Herramientas que todo trabajador debería conocer

Las competencias digitales básicas que todo trabajador debería poseer:

  • Conocer la filosofía que sustenta la Web Social o Web 2.0 (Colaborar, compartir, conversar, etc.)
  • Conocer y aplicar las normas de comunicación en Internet (Netiqueta)
  • Interaccionar correctamente en un entorno virtual de aprendizaje (uso de foros, mensajería interna, configuración del perfil, envío de tareas, capturar pantallas, etc.)
  • Manejar un servicio de correo electrónico web (GMail, Yahoo)
  • Realizar búsquedas avanzadas en Internet (Google, Yahoo, Bing)
  • Manejar correctamente los navegadores web (Chrome, Internet Explorer, Firefox)
  • Crear y gestionar correctamente un Blog (Blogger, WordPress)
  • Crear y usar correctamente una Wiki (Wikispaces)
  • Usar un servicio de sindicación de contenidos o RSS (Feedly, The Old Reader)
  • Gestionar un servicio de marcadores sociales y etiquetas (Delicious, Diigo)
  • Utilizar herramientas colaborativas ofimáticas (Google Drive/Docs, Zoho)
  • Usar herramientas de almacenamiento en la nube (Dropbox, Drive, Box)
  • Trabajar con servicios de fotografía y vídeo online (Youtube, Picasa)
  • Conocer las normas de propiedad intelectual y derechos de autor en el entorno digital.
  • Conocer los riesgos y amenzas de Internet y cómo evitarlos.
  • Participar en Redes Sociales (Facebook, Google +, Twitter, Tuenti)
  • Gestionar adecuadamente la Identidad Digital y Reputación Online.
  • Construir y gestionar eficazmente su Entorno Personal de Aprendizaje (PLE)

Perfil Personal

Es dificil en ocasiones hacer una presentación de uno mismo.

Empezaremos por lo fácil, mi nombre es Isa.

Me defino como una persona con optimismo puro.

La misma que de pequeña soñaba con ser escritora, pero el “mundo de los adultos” le llevó por otro camino o veterinaria para cuidar de los animales .

Finalmente  acabé siendo administrativa, sin gustarle mucho los cálculos. Curioso!

​A medida que me he dedicado a esta profesión cada vez me ha gustado más , por esa razón he querido emprender a estudiar, y especializarme.

Me gusta mucho viajar, no me importa dónde, siempre que la compañía sea buena. Sueño con vivir viajando y viajar viviendo. Considero que el viajar enriquece mucho, más que cualquier cosa material.

Me encantan los idiomas, aunque hablarlo no sea siempre fácil ni se me entienda. Las series en versión original, británicas y americanas, mis favoritas.

Soy una apasionada de la cocina italiana y mediterránea , aunque éso de cocinar yo,  mejor ni hablamos.

La vida es cambio, y estoy dispuesta a ello, siempre, cada día es una nueva oportunidad.

Espero poder aprender mucho de vosotros y que los podais hacer de mí.

Bailo en un cuadro flamenco, desde hace más de 7 años, y es terapia pura para mi , además tengo la gran suerte de contar con unas compañeras estupendas, que hacen que todo sea más fácil IMG-20161206-WA0022